Pilates

El método Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por el alemán Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología, ballet o yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. Joseph Pilates fue un niño enfermizo, lo que le llevó a estudiar el cuerpo humano y la manera de fortalecerlo mediante el ejercicio. De esta manera, con el tiempo llegó a ser un gran atleta. Fue en Inglaterra donde comenzaría a desarrollar su método al ser internado durante la Primera Guerra Mundial, debido a su nacionalidad alemana, en un campo de concentración. Trabajando como enfermero, desarrolló una metodología para mejorar el estado de salud de otros internos mediante el ejercicio. Para los más débiles y enfermos montó sobre las camas un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar los músculos, lo cual fue el origen de algunas de las posteriores máquinas por él ideadas (reformer, trapecio, silla y barril). Con el tiempo desarrollaría un gran número de ejercicios para ser realizados en ellas, así como otros para ser practicados simplemente en el suelo, sobre una colchoneta.

El método Pilates

Los ejercicios están fundamentalmente compuestos por movimientos controlados, muy conscientes, y coordinados con la respiración, con el fin de crear un cuerpo armonioso, coordinado, músculado y flexible. A través de la práctica, la mente va tomando conciencia de las capacidades, limitaciones, fortalezas y debilidades del cuerpo para mejorar el estado físico y mental. Es una actividad muy técnica, donde la correcta ejecución de los distintos elementos que componen cada ejercicio es más importante que el número de repeticiones o series.

El método se centra en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitación y para, por ejemplo, prevenir o aliviar el dolor de espalda.

¿Qué beneficios se obtienen?

Son muchos los beneficios que encontramos a la hora de llevar a cabo el método pilates algunos de ellos son:

  • Coordinación.
  • Fuerza.
  • Movilidad.
  • Movimiento eficaz.
  • Movimiento fluido
  • Rejuvenecimiento mental y espiritual
  • Autoconciencia.
  • Confianza en si mismo.
  • Restauración del movimiento animal natural.
  • Integración del cuerpo, la mente y el espíritu.
  • Sensación de bienestar.
  • Mejor calidad de vida.

¿Quién puede practicarlo?

El método Pilates va dirigido a todo el mundo independientemente de la edad, sexo o condición física que tenga siempre y cuando se pueda disponer de un espacio adecuado y sobre todo de un especialista que pueda hacer un seguimiento y supervisión de la ejecución de los ejercicios que se lleven a cabo. Aún siendo practicable para todo tipo de personas, el método Pilates es especialmente recomendable a aquellas personas que han padecido o padecen algún tipo de lesión o dolencia y necesitan rehabilitación, es por este motivo que muchos fisioterapeutas, médicos y preparadores físicos son seguidores de la técnica Pilates para ejercer con sus clientes. Por otro lado, la técnica de Pilates también es llevada a cabo (y de hecho fue difundida) por muchos deportistas de élite y sobretodo bailarines ya que gracias a este método se consigue, en poco tiempo, mejorar notablemente la condición física de aquellos que lo practican. Otras personas a las que va dirigido especialmente el método Pilates, son aquellas personas que sufren de tensión crónica. Generalmente, las personas con la tensión crónica son las que notan más sensiblemente los resultados de la práctica de este método. Con el habito de realizar los ejercicios del método Pilates, los músculos del cuerpo se estiran y este alargamiento de todo el cuerpo hace disminuir notablemente el grado de la tensión y como consecuencia, provoca la sensación de ligereza y bienestar en todo el cuerpo. Las personas que sufren de dolores provocados por las malas posturas, también son buenas candidatas a seguir el método Pilates ya que el hecho de realizar con precisión y exactitud los ejercicios, hace que poco a poco el cuerpo vaya rectificando su postura natural y corrigiendo estas malas posturas provocadas por los malos hábitos o por el trabajo.

[/accordion]

SI TU COLUMNA ES RÍGIDA E INFLEXIBLE A LOS TREINTA, ESTÁS VIEJO; SI TU COLUMNA ES FLEXIBLE A LOS SESENTA, ERES JOVEN.

Joseph Hubert Pilates